Al terminar AEDV Barcelona 2019, tomé un vuelo a Milano para el Mundial de Dermatología.  Es un evento que ocurre cada 4 años y para el que hay siempre mucha expectativa. Me encantó ir porque logré encontrarme con amigos de todas partes del mundo. La presencia de la criocirugía fue lastimosamente reducida a 15 minutos durante un curso de cirugía básica. Aún así, me encantó poder presentar lo mucho que se puede hacer con esta técnica versátil y sencilla. Mis compañeros de curso estuvieron fenomenal.

Estar en Milano es en sí un regalo. Tuve la oportunidad de ver algunas exposiciones – como la de Roy Lichtenstein- y caminar por las nuevas caminerias dei Navigli.

Próximo Mundial: SINGAPUR 2023!!!!!!!!!!

Espero estar alli!